.

Eduardo Crawley-Boevey (Padre Mateo)



Eduardo Crawley-Boevey nació en Sachaca el 18 de noviembre de 1875. Hijo de madre peruana, católica y padre inglés, protestante. Tenía 9 años cuando la familia se mudó a Chile, y a sus 15 años entra al noviciado de los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Profesó perpetuamente cuando iba a cumplir los 17 años.

Cuando aún no era sacerdote, le fue encargado un día ordenar algunos objetos. En una maleta encontró una imagen del Sagrado Corazón de Jesús que llevaba en sus manos el cetro de Rey y el globo del mundo, elaborado por pedido del Presidente de Ecuador, García Moreno para la Consagración de Ecuador al Sagrado Corazón en 1873; quien fue martirizado por su fé y ante la persecución de este país. La reliquia fue entregada a un religioso de los Sagrados Corazones para conservarla y protegerla en Chile, la cual se encontraba en el olvido.

El Padre Mateo colocó esta imagen en una habitación. Posteriormente no fué menos providencial que quedara intacta, después de un terrible terremoto que tuvo lugar en 1906, sepultada bajo los escombros. Estos hechos fueron para el Padre Mateo de gran valor, así como diversas circunstancias y acontecimientos que marcaron tanto su vida, como su carácter; favoreciendo su amor a Jesús, un celo en el apostolado y gran espíritu en promover el amor y la misericordia de Dios a escala mundial.

Ordenado sacerdote a los 22 años tomó el nombre de Padre Mateo, posteriormente fue enviado al Colegio de los Sagrados Corazones de Valparaíso y pronto se dió cuenta que Cristo y los cristianos tenían poca influencia en mucha gente. Estaba convencido de la importancia de una buena formación en los futuros líderes de la Iglesia. “Depende de nosotros, decía, ocuparse de la formación intelectual de los estudiantes, asentando los principios legales en la Ley de Dios y en las obligaciones de una conciencia cristiana”. Jugó un papel decisivo revitalizando la Escuela de Derecho de los Sagrados Corazones en Valparaíso; tras los daños sufridos por el terremoto, pero ni este serio contratiempo disminuyó su celo por la expansión del Reino de Dios. Siendo director de la Asociación de los Sagrados Corazones, contó con los medios providenciales para Entronizar a Jesús como Rey de los hogares, empresa que de inmediato inició con la más ferviente acogida de los fieles.

La primera ceremonia de Entronización tuvo lugar en 1908, en el hogar de Juana Ross de Edwards, generosa cooperadora de las obras del Padre, con la imagen inspirada por García Moreno. A partir de ahí, comenzó el apostolado de la Entronización del Sagrado Corazón en los Hogares.

La salud del Padre después del terremoto se deterioró bastante, su médico le ordenó un año de reposo. Sus superiores le permitieron visitar entonces Europa en marzo de 1907, para estudiar la organización de la educación católica a nivel superior y los distintos apostolados creados para atender a la juventud. Aprovechó la ocasión para presentar su apostolado al Superior General en Bélgica, el cual lo aprobó plenamente.

Después fué a Roma y en audiencia privada, presentó el apostolado a Su Santidad Pio X, quien lo escuchó atentamente, lo felicitó y le dijo: “Estamos ante una obra oportuna, providencial. Sí, salvar por el Sagrado Corazón a la sociedad en peligro de paganizarse... Consagre su vida a esta obra de salvación social” (Mem. 1956, p. 164). ¿Vuestra Santidad aprueba por tanto y bendice la Obra de la Entronización? Y antes de que termine esta petición, exclama sonriente con vehemencia:“No solamente la autorizo; lo quiero y le ordeno que se consagre totalmente a este grave apostolado: Dios lo quiere!” (Mem. 1957, p. 4). Aprovechando este momento, presentó al Santo Padre el ceremonial que compuso y una de sus fotografías, solicitándole un autógrafo. Inmediatamente Pío X escribe en ella esta frase: Adimpleat Deus quod operatus est in te!. [Que Dios cumpla lo que ha obrado en ti].

Posteriormente en una segunda entrevista el Santo Padre le entrega personalmente al Padre Mateo el Ceremonial de Entronización ya corregido, con su bendición y aprobación (Ceremonial que se usa hasta el día de hoy).

De ahí se dirige a Lourdes a solicitar de la Santísima Virgen su curación física; pero no la obtiene: María no quiere conceder una gracia que Jesús se reserva. Resignado a la voluntad divina, pero lleno de amorosa confianza, se traslada el 24 de agosto de 1907, a Paray-le-Monial para rezar en el santuario donde el Sagrado Corazón se apareció a Sta. Margarita María, y donde vivió el Padre Mateo horas de intensa unión con Dios. Mientras rezaba en la Capilla de las Apariciones se sintió físicamente sanado; sintiendo así aprobación del Señor en la obra y viendo claramente el plan completo de su apostolado: Su Meta era promover el Reinado Social del Sagrado Corazón, a través de la conquista de las familias, entronizando el Sagrado Corazón de Jesús en los hogares y enseñándoles a vivir una vida de unión con Cristo. El apostolado debería abarcar el mundo entero, como lo atestigua la placa expuesta en la capilla de las Religiosas de la Visitación de Paray-le-Monial.

En octubre de 1907, el Padre Mateo peregrinó a Tierra Santa, acrecentando su fé y su deseo de inspirarse en los Evangelios para su predicación. En adelante, su apostolado sería un movimiento destinado a asociar a las familias cristianas con el fin de instaurar la ley de Cristo en el mundo entero.

A su vuelta a Chile, el Padre Mateo continuó el apostolado con renovado celo. En marzo de 1908, iniciando la cruzada de la Entronización, efectuó el primer llamado a la adoración en los hogares, ante la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Tras la muerte de Pío X y de ser atacada la obra, se dirige a Paray-le-Monial en donde espera que el Sagrado Corazón le ilumine, fortalezca y consuele.

Posteriormente, se dirige a Roma para tener una audiencia el 6 de abril de 1915, con el Papa Benedicto XV y recibe su respuesta el 2 de mayo, en donde obtiene una aprobación plena de la obra de Entronización y todo el apostolado, definiendo la Entronización: “Consiste en instalar la imagen del Sagrado Corazón, como sobre un trono, en el sitio más noble de la casa, de tal manera que Nuestro Señor Jesucristo reine visiblemente en los hogares católicos”. Recibiendo así el P. Mateo, lo que llama “La Carta de Entronización” donde su Santidad aprueba y exalta la Misión.

Así mismo, el Excmo. Cardenal Billot, teólogo muy reconocido y Profesor de la Gregoriana, aportó sólidos razonamientos a su favor. Y la define como: una espiritualidad familiar y conyugal fundada en el sacramento del matrimonio, considerado a la luz del Sagrado Corazón.

Posteriormente su Santidad Benedicto XV, envía otra carta o Bendición Autógrafa al P. Mateo.

En 1920 llega el momento de ser canonizada Santa Margarita María Alacoque. Es invitado el P. Mateo, por el Santo Padre Benedicto XV, pero por compromisos no ve como asistir. Sin embargo, se le hace llegar un cable: “Santo Padre pídele deje todo y asista a la canonización”. Una verdadera muestra de cariño del Santo Padre quien al verlo le reprocha: “¿Cómo pudo usted, padre, pensar en estar ausente en la canonización de su hermana? Por eso creí de mi deber hacerle violencia para darle este inmenso gusto”.

En enero de 1922, fallece el Santo Padre Benedicto XV y le sucede el Papa Pío XI. En mayo del mismo año, tiene lugar en Roma la celebración del 25º Congreso Eucarístico Internacional, donde el presidente invita al Padre Mateo a dar unas conferencias sobre “El Reinado de Cristo por el Evangelio”.

En audiencia privada con el Papa, en vísperas al Congreso, el Padre Mateo le entrega una medalla con el Sagrado Corazón, quien le agradece: “Esta medalla permanecerá sobre mi mesa de trabajo. Cada vez que la mire, y ello será frecuentemente, os enviaré mi bendición”. Cosa que cumplió y tras su muerte en su testamento se lee la cláusula: “El Sagrado Corazón que está en mi cómoda frente a mi cama, me fue obsequiado por el Padre Mateo, a quién deseo se le restituya en señal de grato recuerdo”.

En su carta Encíclica Pío XI “Ubi Arcano Dei Concilio” insiste en el “Reino de Cristo”, de forma particular en la “sociedad doméstica” pidiendo procuremos lograr: “La paz en Cristo en el Reino de Cristo”, plenamente confiados en la gracia de Dios, que al hacernos entrega de este supremo poder nos tiene prometida su perpetua asistencia.

En diciembre de 1923, en sus Bodas de Plata Sacerdotales el Santo Padre Pío XI le hace llegar una carta autógrafa. (Fuente: Libro Biografía; El Padre Mateo, Apóstol Mundial del Sagrado Corazón de Jesús. Pág. 71)

En marzo de 1927, el P. Mateo pide que en la Adoración Nocturna del hogar, las familias se turnen durante la noche adorando la imagen, para así convertirse en amadas Betanias. A partir de entonces, la difusión de la Entronización fué sorprendente y el Padre Mateo se convirtió en su apóstol a nivel mundial.

El 18 de octubre de 1934, se presenta el Padre Mateo ante el Papa Pío XI, que por solicitud de 11 vicarios Apostólicos, lo invita a predicar a los misioneros y le entrega un crucifijo diciéndole: “Os digo como el anciano Tobías a su hijo, que el Ángel del Señor os acompañe, os conduzca y os retorne. Una vez terminada vuestra gira, volved donde el Papa os aguarda”.

A sus 69 años, la diabetes seguía su curso, debiendo acudir continuamente a hospitalizaciones; pero a pesar de su cansancio, fatiga y enfermedades, continúa con el apostolado.

El 17 de diciembre de 1948, el Santo Padre Pío XII con motivo de sus Bodas de Oro Sacerdotales, le envió una carta en la que se refería de modo particular a la Entronización.

En agosto de 1949, la salud del P. Mateo se agrava súbitamente con una crisis cardiaca, de modo que no le es posible acudir al Congreso Internacional de la Entronización en Bélgica, pero envía un mensaje insistiendo en los puntos fundamentales de la obra: el espíritu de amor; la llama eucarística, la adoración nocturna y el mantenimiento de la obra en toda su integridad, tal como fué fundada, en su doctrina original y en su forma.

El estado de salud del P. Mateo se deterioró, y fue necesario mantenerse recluido debido a sus crisis cardiacas, cumpliéndose sus proféticas palabras: “Cuando no pueda orar, podré siempre amar sufriendo y sufrir amando”. La gravedad de su estado de salud hizo pensar a sus superiores, que era conveniente regresar a su propia Congregación Religiosa, para aguardar ahí el llamado de Dios. Llegando así a Santiago el 14 de febrero de 1956, y de ahí se dirige a Valparaíso.


El 24 de agosto de 1957, se cumplen 50 años de la Entronización, celebrándose este acontecimiento en Paray-le-Monial con un triduo, contando con la bendición del Papa Pío XII. El P. Mateo no asiste por su salud; sin embargo celebra la Santa Misa en Valparaíso, siendo su homilía una de las más elocuentes.

Su salud declina y el 14 de enero de 1960, es necesario amputarle una pierna por gangrena debido a la leucemia que sufre, seguida de la otra pierna. Finalmente el 4 de mayo de 1960 entrega su alma a Dios. Al querer cambiarlo se dan cuenta de que se había abierto la herida de una pierna y se había desangrado. Muere así, a los 84 años de edad. Efectuaron solemnes servicios fúnebres en su honor a los que asistieron multitudes, y acompañado de las más altas autoridades tanto de la iglesia como del estado.


SOLICITUD DE BEATIFICACIÓN

Cuando un siervo de Dios se ha distinguido por sus virtudes, especialmente por su espíritu apostólico, es muy frecuente que los mismos fieles deseen que la Iglesia, con su palabra iluminada por el Espíritu Santo, se pronuncie sobre la heroicidad de sus virtudes, esto es, que lo declare “santo”.

Al respecto, el Canon 203 del Código de Derecho Canónico, dispone lo siguiente:
1. “Todos los fieles y todas las asociaciones legítimas, tienen derecho a pedir se instruya la causa ante el Tribunal competente”.
2. “Si la legítima y competente autoridad eclesiástica admitiera la petición, por el hecho mismo de haberla admitido tiene, el que la hizo, derecho a promover legítimamente la causa y llevarla hasta el fin”.
3. “El Ordinario del lugar puede instruir el proceso de beatificación, ya de oficio, ya de petición de otro”.

Es evidente que la vida del Padre Mateo tiene características que justifican una solicitud de beatificación, la que de hecho se ha realizado.

En tal sentido, han procedido los Señores Cardenales Gracias y 48 Obispos de la India; Landázuri Rickeets y la Conferencia Episcopal de Perú; Coorey, de Colombo; Muñoz Vega, de Ecuador y Muñoz Duque de Colombia.

El Arzobispo-Obispo de Valparaíso, Monseñor Emilio Tagle Covarrubias, en unión con 38 Obispos latinoamericanos, ha iniciado esa solicitud. Para implorar del Cielo la gracia de dicha beatificación, se ha impreso la oración que transcribimos aquí:

ORACIÓN AL PADRE MATEO

“Sagrado Corazón de Jesús, Rey de Amor, acuérdate de todo lo que el Padre Mateo Crawley-Boevey hizo durante su vida para hacerte conocer, amar y servir; si es tu adorable voluntad, dígnate manifestar la santidad de tu celoso apóstol concediéndonos la gracia que humildemente te pedimos por su intercesión”.

“En retorno te prometemos convertirnos en apóstoles de la familia y del Reinado Social de tu Sagrado Corazón.
Amén”.

“Sagrado Corazón de Jesús, venga a nosotros tu Reino”.
“Corazón Inmaculado de María, ruega por nosotros”.
“San José, ruega por nosotros”.
“Santa Margarita María, ruega por nosotros”.
“Santa Teresa del Niño Jesús, ruega por nosotros”.

Quiera Dios que nuestras súplicas sean escuchadas.

Fuente:
http://www.cristoreytepeyac.com/mateo.html

Claudio Baltazar Montoya Monroe


Fue un Aviador, Comandante General de la Fuerza Aérea Peruana, Pionero de la Aviación Militar en el Perú, Director del Centro de Instrucción de la Fuerza Aérea Peruana "Las Palmas" Surco, Lima Perú.

Nació en Ocoña distrito de Camana , Arequipa, el 26 de Octubre de 1890, hijo de Don Andrés Montoya y de Doña Armandina Monroe, tuvo un hermano Don Abelardo Montoya Monroe ingreso al Ejercito Peruano sentando plaza en la caballería.

Casado el 26 de diciembre de 1928 con Doña Graciela Cecilia Mosto Mosto con quien tubo 6 hijos : Dora Zulema, Elsa Armandina, Olga Yolanda, Orlando Gustavo, Jorge, Baltazar Adolfo.

Fotografía : (Ocoña Tierra Bendita)


Pionero de la Aviación Militar en el Perú, realizó estudios como piloto de aviones en la escuela El Palomar de Buenos Aires (Argentina) realizando con éxito varios vuelos de competencia.


Entre los meses de octubre y noviembre de 1925, se realizaron importantes raids aeromilitares nacionales, con el objetivo de promocionar a la aviación en el interior del país, esto llevo a tres aviadores instructores de la Escuela de Aviación Jorge Chávez a volar desde Lima con dirección a sus ciudades de origen, Cusco y Arequipa. Ellos fueron el cusqueño subteniente Alejandro Velasco Astéte, y los arequipeños, los mayores Baltazar Montoya Monroe Carlos Alberto Gilardi Vera51, acompañados por los mecánicos aeronáuticos Icaza y Méndez. 


Lamentablemente, iniciado el Raid promocional el día 28 de setiembre de 1925, ocurrió el fatal accidente del subteniente Alejandro Velasco Astéte cuando aterrizaba al avión Cuzco Nro. 1 en el campo aéreo de Puno, Velasco, en su avión se estrelló contra una pared de adobes al final de la pista de aterrizaje. Tres horas más tarde, en ese mismo campo de aviación llamado La Chacarilla, tocaba tierra el mayor Montoya en el otro avión SVA Puno Nro. 1. El primero cumpliría la ruta Lima-Puno-Cusco-Lima y el segundo la ruta Lima-Puno-Arequipa-Lima. Debiendo encontrarse los dos aviones a orillas del Lago Titicaca ese fatídico día de setiembre. Posteriormente, el aviador arequipeño refiriéndose a este suceso manifestó: 


« […] continúe hacia la ciudad de Puno, a la que entré ya con la “Nodriza”; por las dudas, quedándome solamente algunos minutos más en el aire, di un gran circulo que terminó sobre la Plaza de Armas y enfilé para el aterrizaje final en el pequeño campo de “La Chacarilla” al este y de inmediato a la ciudad, que noté marcado con mucho público alrededor. Aterrice felizmente y, como pocas veces en mi carrera, con un aterrizaje bastante corto. Por fin respiré, más este respiro fue muy breve, los mecánicos Méndez del “Puno” e Icaza del “Cuzco” corrieron al avión y llorando me dijeron: “Mi mayor, el alférez Velasco ha muerto. Acá al aterrizar Chocó. […].» (De La Jara 1985: 275). 

Fotografía que muestra a Baltazar Montoya y al avidor Alejandro Velasco Astete. (Ocoña Tierra Bendita)

Con el retraso de casi un mes por la pérdida del piloto aviador cusqueño, la mañana del día 22 de octubre de 1925, procedente de Puno con escala en Juliaca, el mayor Montoya llegó a Arequipa en su biplano italiano, de las impresiones sobre su viaje, destacamos el siguiente alcance. 



«Tuve ocasión de pasar sobre los volcanes en actividad “Ubinas” y “Misti”, sobre este último alcancé una altura de 22,780 pies, impulsado por el fuerte viento de frente y lo liviano que se encontraba el avión. Yo sentí la falta de aire y un ligero malestar con muchas ganas de dormir, malestar y sueño que se me disipaban oliendo un diente de ajo que llevaba atado en la punta del pañuelo […]» (De La Jara 1985: 276). 


Diario El Deber 26 de octubre de 1925.

Diario El Deber 26 de octubre de 1925.

Sobre estos vuelos hay varias anécdotas como por ejemplo que aterrizo en su natal Ocoña en el salitral de Chuli lo que hoy se conoce como el Anexo de Chuli .

Por sus hazañas en el raid de Lima - Puno , el  compositor chalaco, Carlos A. Saco le compuso una melodía denominada "En las Alturas"  según una entrevista hecha al compositor este dijo que era una de las composiciones más expresivas y a la cual le tenia bastante cariño.

Durante la guerra con Colombia, tuvo destacada participación, como jefe del escuadrón de aviones del Nor Oriente, en 1933.

Estuvo destacado en París (Francia) en la academia Militar Sainte Cire. Fue Director del Centro de Instrucción de la F.A.P. ; participó en las campañas de defensa del Perú contra el Ecuador.

Padeció Arteriosclerosis por su avanzada edad Fallece en el Hospital General de la F.A.P. en Miraflores el 11 de Marzo de 1976 a los 86 años de edad . Se le rinden honores conforme a su alta graduación militar y fue sepultado en El cementerio el Ángel de Lima. Recibió varias condecoraciones militares. Dejo manuscrito un diario de vuelo donde relata sus diferentes experiencias como piloto de aviación.


Fuente:


  • Ocoña Tierra Bendita . https://www.facebook.com/Oco%C3%B1a-Tierra-Bendita-463456667184229/
  • Diario El Deber 1925.
  • Tesis : JUAN ALFREDO RODRÍGUEZ  BALLÓN Y LA AVIACIÓN EN AREQUIPA EN EL PRIMER TERCIO DEL SIGLO XX . JOSÉ RENATO BALLÓN CUSIRRAMOS.
  • http://folcloremusicalperuano.blogspot.com/2018/02/carlos-alberto-saco-herrera-aportes-su.html


Blanca del Prado Chávez de Malanca



Escritora y poetisa . Nació en Arequipa el 19 de octubre de 1903 . Hija de Eleodoro M. del Prado Bustamante  y Carmen Julia Chávez Núñez. Estudió en las escuelas regentadas por María Josefa Callo y Josefa Somocurcio, y la secundaria en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

Desde muy pequeña tuvo vocación por el periodismo y la declamación. En el año de 1924, cuando radicaba en Lima en compañía de tu familia, comenzó a publicar páginas de su diario de indiscutible interés literario.

En la capital integró el grupo Amauta, guiado por el gran escritor y poeta José Eguren, y muy joven comenzó a escribir prosas poéticas que fueron alabadas por José Carlos Manátegui.

En 1929 viajó a  Santiago de Chile, donde  trabajo en una revista, al siguiente año , en 1930 viajó a Córdova (Argentina). En este último país contrajo matrimonio con el conocido pintor José Malanca y  comenzó su vida literaria con mayor limpieza y armonía, al igual que su prosa descriptiva de los paisajes arequipeños, fue tomando fuerza.

Con José Malanca, tuvo tres hijas: Alicia, Ana María y Carmen.


También escribió para el diario Noticias. En mayo de 1929 publicó un articulo titulado La simbolización del balompié por Guillermo Mercado, donde anuncia un recital del poeta acompañado del músico Roberto del Carpio. que se realizó en el Teatro Arequipa- Es autora de los libros: Caima (Buenos Aires, 1933), Las días de sol (Córdova. 1938), En todos los olvidos . (Córdova.1946) , Cuentos Poemáticos  (Córdova. 1947) , Yo no quiero mirar la primavera (lima, 1968) y Relatos arequipeños y poemas.

"Blanca del Prado protagoniza una aventura poética que la lleva desde un inicial, delicado ruralismo ( Caima, 1933) hasta un patético tono elegíaco (motivado por la muerte del pintor José Malanca, su esposo) que impregna su obra última. Entre un extremo y otro, sus demás libros dan cuenta de una purísima voz lírica que recorre con intensidad diversas estancias del ser y del acontecer" (Jorge Cornejo Polar. La poesía en Arequipa en el siglo XX. Estudio y antología.  Lima-Arequipa : CONCYTEC : UNSA, 1990, p. 23).


Murió en Córdoba el 13 de octubre de 1979.


[...]Dos líneas sostienen temáticamente la estructura de la poesía de Blanca del Prado en sus primeros libros: Caima, (1933), Los días de sol, 1938. Una es la aproximación entrañable, casi religiosa al paisaje natal. La otra, una evocación nostálgica de personajes y circunstancias de su querida Arequipa. Los libros siguientes, En todos los olvidos, (1946), y Cuentos Poemáticos, (1947), renuevan esta visión mágica del mundo natural y aunque no se la mencione, el recuerdo de la tierra sigue jugando papel importante. Los dos últimos libros –Yo no quiero mirar la primavera, (1968), y Elegías, (1979)– dan cuenta de un cambio mayor. Y es que en 1967, al morir su esposo, la cristalina voz de Blanca se oscurece, el tono elegíaco predomina y revela la intensidad de un gran amor al que la muerte del amado ha sumido en la desolación. Lo que no cambia es la forma. De comienzo a fin su obra está escrita en prosa poética, modalidad difícil que Blanca maneja con maestría admirable.

“Desde el recuerdo, maduran en mis ojos del pueblo” es el inicio de un texto. Y este verso podría servir de cifra a Caima, conjunto de delicadas prosas poéticas que brotan cálidas de una memoria que la lejanía aviva y la nostalgia estremece. El libro, trabajado con gran amor por las palabras, revela también un tino especial para jugar con su sonoridad: “Rosa, jardín, paloma, viento, niña, nube, cielo, azul, sol, agua, canto...” se lee en el poema apropiadamente titulado Canto. Confiesa Blanca que enseñó estas “candorosidades” a Mariátegui, quien las calificó de poemas y así se animó a publicarlas.

Los días de sol renueva la comunión de Blanca con el paisaje y algunos personajes característicos. Pero el libro ofrece varias novedades: el sentimiento maternal ya insinuado al final de Caima por un lado, la utilización de la forma narrativa en dos pequeños relatos por otro. Y la aparición inesperada de un hermoso canto a los muertos de la guerra civil española: Qué silencio tan alto se ha formado en mis palabras, porque no existe un nombre que fulmine el pesar de España. Es el silencio de los miles de muertos en España.

La memoria del corazón está detrás de muchos de los textos de En todos los olvidos, conjunto de prosas poéticas en las que la amorosa consideración del paisaje es –rasgo característico en la obra de Blanca– el motivo principal. El tema del tiempo comienza a aparecer con fuerza (Sobre el tiempo, Corazón de la tarde, En las márgenes del tiempo) y no falta alguna arte poética como El pálido clima o Cuando todo se torna canción algunos días.

Unas palabras finales para Elegías. Testimonio de inmenso dolor ante la muerte del esposo, estas prosas poéticas están lejos de la queja sensiblera o el lamento melodramático. Estamos sólo ante la pena honda transfigurada en alta poesía. Yo no quiero mirar la primavera, el intenso poema inicial da la tónica del libro: Yo no quiero mirar la primavera, yo no quiero mirar siquiera la paloma llevando esos días azules en el pico. Ido el amado todo parece perder sentido.

Las prosas poéticas de Blanca del Prado constituyen sin duda una estancia importante en el proceso de la poesía peruana del siglo XX. Y su vida consagrada al amor y a la poesía son ejemplares. No hay que olvidarlo. [...]Blanca del Prado, una figura olvidada Por Jorge Cornejo Polar Fuente: Expreso, Lima 20/06/04



En el año 2005, El Consulado General del Perú y la Universidad Nacional de Córdova le rindieron un homenaje póstumo.



Fuentes:

Escritoras Maestras y Artistas, Hélard Fuentes
http://www.librosperuanos.com/autores/articulo/00000000386/Blanca-del-Prado-una-figura-olvidada
https://sites.google.com/site/arequipaenletras/home/lo-femenino
https://gw.geneanet.org/miguel28?lang=en&iz=6&p=carmen&n=del+prado+chavez
Fotografía: https://sites.google.com/site/arequipaenletras/home/lo-femenino

Clemente Justiniano Revilla Villanueva



Clemente Justiniano Revilla Villanueva, más conocido como Clemente J. Revilla (Chuquibamba, 5 de septiembre de 1873 - Lima, 28 de septiembre de 1944) fue un abogado y político peruano. Fue Ministro de Fomento y Obras Públicas (1918); Ministro de Gobierno (1918); y Presidente del Congreso Constituyente (1932-1936). Forjado en el civilismo, en 1931 fundó su propio partido, el Nacionalista. Se caracterizó por ser un «político práctico sin hondura ideológica» (Tauro del Pino).

Hijo de Emilio Revilla, próspero hacendado y diputado nacional, y Teresa Villanueva. Cursó sus estudios escolares en el Colegio Nacional San Luis Gonzaga, de su ciudad natal. Luego ingresó a la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa, en donde se graduó de bachiller y licenciado en Jurisprudencia en 1898, recibiéndose de abogado.

Ejerció como director del colegio San Luis Gonzaga y se afilió en el Partido Civil. Fue elegido alcalde de la Municipalidad Provincial de Chuquibamba. Luego fue electo y reelecto diputado por la provincia de Condesuyos (1901-1910) y senador por el departamento de Arequipa (1911-1919).

Durante el segundo gobierno de José Pardo y Barreda, fue nombrado Ministro de Fomento (de 27 de abril a 2 de septiembre de 1918) y de Gobierno (de 2 de septiembre a 18 de diciembre del mismo año). Su último periodo legislativo se truncó por el golpe de Estado que elevó a la presidencia de la República a Augusto B. Leguía, el 4 de julio de 1919. Se retiró entonces a la vida privada.

Retornó a la actividad política apoyando el golpe de Estado, que desde Arequipa encabezó el comandante Luis Sánchez Cerro, en agosto de 1930. La Junta de Gobierno que se instaló, bajo la presidencia de Sánchez Cerro, lo nombró prefecto del departamento de Arequipa. Poco después, renunció a dicho cargo, para fundar un partido de alcance nacional, el Partido Nacionalista.

En las elecciones generales de 1931 fue elegido diputado por Arequipa al Congreso Constituyente de 1931-1936. Fue elegido Primer Vicepresidente del Congreso, y en tal calidad, ante la ausencia de su Presidente, doctor Luis Antonio Eguiguren, a partir de abril de 1932 pasó a ejercer la presidencia de manera interina. Asimismo, ejerció como Presidente de la Comisión de Constitución. Finalmente, el 11 de agosto de 1932, fue elegido Presidente del Congreso, cargo en el que se mantendría hasta el final de este, a fines de 1936. Le correspondió refrendar la nueva Constitución Política de 1933 aprobada por dicho Congreso, y le tocó investir con la insignia del mando supremo al Mariscal Óscar R. Benavides, elegido presidente de la República por el Congreso, tras el asesinato de Sánchez Cerro, en abril de 1933.

Finalizando la dictadura de Benavides en 1939, fue elegido nuevamente senador por Arequipa, pero no culminó su periodo pues falleció en 1944. Su partido no le sobrevivió.

Referencias https://es.wikipedia.org/wiki/Clemente_J._Revilla


Predecesor:
Héctor Escardó Salazar
Ministro de Fomento y Obras Públicas del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

27 de abril de 1918-2 de septiembre de 1918
Sucesor:
Manuel Vinelli
Predecesor:
Samuel Sayán y Palacios
Ministro de Gobierno y Policía del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

2 de septiembre de 1918-18 de diciembre de 1918
Sucesor:
Germán Arenas

Predecesor:
Luis Antonio Eguiguren
Presidente del Congreso Constituyente del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

1932-1936
Sucesor:
Receso del Congreso

José Simeón Tejeda Mares


Nació en Andaray, provincia de Condesuyos  Arequipa en , 1826. Fue un político y abogado peruano.

Fue Ministro de Justicia e Instrucción del Perú en 1864 y Secretario del mismo portafolio entre 1865 y 1867, integrando el llamado “Gabinete de los Talentos”, bajo la dictadura de Mariano Ignacio Prado y en pleno conflicto con España. Se contó entre los fundadores del Partido Civil. Presidió la Cámara de Diputados en 1872 y fue Alcalde de Lima en 1873.

Sus padres fueron José Santos Tejeda y María Juliana Mares. Cursó sus estudios escolares en el Colegio Nacional de la Independencia Americana de Arequipa, pasando luego a la Universidad Nacional de San Agustín de dicha ciudad, donde se recibió de abogado el 8 de marzo de 1851. Fue admitido como socio de número en la Academia Lauretana de Ciencias y Artes el 6 de agosto de 1852, ocasión en que leyó una memoria sobre la emancipación de la industria. Simultáneamente se dedicó al periodismo, colaborando en el diario El Republicano.
Su carrera política la inició en 1854, cuando se sumó a la revolución liberal que estalló en Arequipa contra el gobierno de José Rufino Echenique y que fue encabezada por el general Ramón Castilla. Tras el triunfo de esta revolución, ingresó a Lima junto a las fuerzas victoriosas, en enero de 1855.
Elegido diputado por la provincia de Condesuyos, se integró a la Convención Nacional en 1855, cuya secretaria ejerció, así como su vicepresidencia. Dicho cuerpo legislativo fue disuelto en 1857, luego de dar la Constitución Liberal de 1856.
Integró la comisión encargada de redactar los proyectos de Código Penal y de Procedimientos Penales, promulgados en 1863. En 1864 fue elegido decano del Colegio de Abogados de Lima.
El dictador Mariano Ignacio Prado y su “Gabinete de los Talentos”, conformado por José Gálvez EgúsquizaJosé María QuímperManuel Pardo y Lavalle, José Simeón Tejeda y Toribio Pacheco y Rivero.
Durante el gobierno del general Juan Antonio Pezet se le encomendó el Ministerio de Justicia e Instrucción, conformando el gabinete presidido por Manuel Costas, del 11 de agosto al 16 de octubre de 1864. Eran los días de la crisis internacional desatada por la agresión de la Escuadra Española del Pacífico. Al organizarse el gobierno dictatorial del coronel Mariano Ignacio Prado, fue nuevamente convocado para hacerse cargo del portafolio de Justicia e Instrucción, esta vez bajo el título de Secretario, cargo que ejerció del 28 de noviembre de 1865 al 15 de febrero de 1867, cuando finalizó la dictadura al ser elegido Prado como presidente provisorio. Bajo dicho función, Tejeda planteó la reforma de la enseñanza universitaria e intentó otras innovaciones importantes.
En 1871 participó en la asamblea ciudadana en donde se fundó el Partido Civil, que lanzó la candidatura presidencial de Manuel Pardo y Lavalle, la misma que triunfó. En 1872 fue nuevamente elegido diputado por la provincia de Condesuyos, siendo designado presidente de su cámara. En esa circunstancia tuvo que enfrentar la grave crisis política provocada por el rebelión de los coroneles Gutiérrez, que desembocó en el asesinato del presidente José Balta.
Mediante el voto ciudadano llegó a ser alcalde de Lima en 1873. Y en su calidad de prominente líder del Partido Civil, se le voceaba como sucesor de Manuel Pardo en la presidencia, cuando falleció ese mismo año, con apenas 47 años de edad.

Obra

  • Emancipación de la Industria (1852), en donde se declara resueltamente partidario del libre ejercicio de la industria, defendiendo la separación entre el poder industrial y el poder político, pues consideraba a éste incompetente para dirigir a aquél. Según su punto de vista, era perjudicial la tendencia que buscaba reglamentar la industria.

Predecesor:
Mariano Santos Álvarez Villegas
Ministro de Justicia, Instrucción y Beneficencia del Perú
Escudo nacional del Perú.svg

11 de agosto de 1864 a 16 de octubre de 1864
Sucesor:
Manuel Antonio Zárate
Predecesor:
José Luis Quiñones
Secretario de Justicia, Instrucción y Beneficencia del Perú
Escudo nacional del Perú.svg

28 de noviembre de 1865 a 15 de febrero de 1867
Sucesor:
Pedro José Tordoya
Predecesor:
Manuel Benjamín Cisneros
Presidente de la Cámara de Diputados del Perú
Escudo nacional del Perú.svg

1872 a 1873
Sucesor:
Mariano Ignacio Prado
Predecesor:
Federico Marriot y Rivero
Alcalde Metropolitano de Lima
Escudomunlima.png

1873
Sucesor:
Aurelio Denegri

Referencias

Bibliografía
  • Basadre, Jorge: Historia de la República del Perú. 1822 - 1933, Octava Edición, corregida y aumentada. Tomos 5 y 6. Editada por el Diario "La República" de Lima y la Universidad "Ricardo Palma". Impreso en Santiago de Chile, 1998.
  • Tauro del Pino, Alberto: Enciclopedia Ilustrada del Perú. Tercera Edición. Tomo 16, TAB/UYU. Lima, PEISA, 2001. ISBN 9972-40-165-0
  • Vargas Ugarte, Rubén: Historia General del Perú. Tomo IX. Primera Edición. Editor Carlos Milla Batres. Lima, Perú, 1971.

Agustín Tovar y Aguilar


Agustín Tovar y Aguilar (*Arequipa, 28 agosto de 1852-  +Lima, 1915) fue un ingeniero y político peruano. Senador de la República por Puno, presidió su cámara durante la legislatura de 1911. Fue también Ministro de Fomento (1900-1901), Ministro de Guerra (1901), Ministro de Gobierno y Presidente del Consejo de Ministros (1907).

Su padre,  Lorenzo Tovar  (*Vilque, 1818 - + Arequipa,1860), fue coronel de milicias y subprefecto de la ciudad de Arequipa (1857). Participó en la guerra con Chile. Contrajo nupcias con Agustina Aguilar Olazábal, en Arequipa, el 20 de febrero de 1846. El matrimonio Tovar Aguilar tuvo cuatro hijos: María Carolina, Mariano Enrique, Agustín y Carmen Leonor. Lorenzo Tovar falleció como consecuencia de las heridas que recibió durante un duelo, efectuado en Arequipa, con Ignacio Gárate, quien también murió. 

Tenía siete años de edad cuando quedó huérfano de padre. Además del castellano, dominaba los idiomas quechua y aimara. 

Sus estudios iniciales los realizó en su tierra natal.

En Lima ingresó a la Escuela Nacional de Ingenieros, actual Universidad Nacional de Ingeniería, donde se tituló de ingeniero civil. Luego viajó a los Estados Unidos de América donde estudió Ingeniería Agrónoma. 

Se convirtió en uno de los hombres más acaudalados del Perú, siendo dueño de importantes  propiedades en Puno, Junín y Lima. Políticamente, militó en el Partido Civil, el partido de la oligarquía, del cual fue uno de sus más importantes líderes.


El 5 de abril de 1879 Chile le declara la guerra a nuestro país. Agustín Tovar participó en la defensa de la Patria. El 23 de julio de 1879 se casó con Edelmira del Valle Iriarte (1857-¿?), una rica hacendada, en la Parroquia San Juan de Puno, con quien tuvo varios hijos: Rosa, Rita –casada con un noble polaco, Juan de Rostworowski, y madre de María Rostworowski, la reconocida historiadora
peruana–, Rebeca, Francisco –quien parece que murió pronto pues su madre no lo menciona en su testamento (1902)–, Agustín, María, Carmen y Dolores.

Edelmira del Valle falleció de cáncer en Puno, el 14 de agosto de 1902. Después de enviudar Agustín Tovar contrajo un segundo matrimonio con Emiliana Castañeda, quien falleció al dar a luz a una niña, Emiliana. Ello lo llevaría a un tercer matrimonio, esta vez con María Rosa Carrillo, con quien tuvo dos hijos más:

Fernando y Enrique, fallecidos sin descendencia.

Agustín Tovar radicaba en la ciudad de Puno, donde se dedicó a la actividad empresarial y a la política, como miembro y dirigente del Partido Civil. Justamente su atracción por las tareas de gobierno lo llevó a adquirir una casona en la capital de la República. 

Ocupada la capital de la República por las tropas invasoras chilenas, incluyendo las sedes legislativas, el Congreso sesionó en Chorrillos y eligió Presidente de la República al doctor Francisco García Calderón Landa, Primer Vicepresidente al contralmirante Lizardo Montero y Segundo Vicepresidente al mariscal –entonces general– Andrés Avelino Cáceres. Por su negativa a realizar cesiones territoriales a Chile, García Calderón fue apresado y desterrado a dicho país. Lizardo Montero asumió la Presidencia y estableció la sede del gobierno en Arequipa, donde se estableció el Congreso, que sesionó del 22 de abril al 20 de junio de 1883. En dicha Asamblea Agustín Tovar fue Diputado por la provincia de Puno.  Dos años después fue Alcalde de la ciudad de Puno.

Tras la firma del Tratado de Ancón y la victoria de Cáceres sobre Iglesias, El Brujo de los Andes asumió constitucionalmente la jefatura del Estado (1886). Al mismo tiempo Agustín Tovar resultaba elegido Diputado por Puno. Entre las principales acciones de Tovar como Diputado debemos  mencionar su cerrada oposición al Contrato Grace, ( 25 de octubre de 1888), impulsado por el gobierno del Presidente mariscal Andrés Avelino Cáceres Dorregaray. A través del referido contrato el Comité Inglés de Tenedores de Bonos de la Deuda Externa del Perú liberó a nuestro país del pago de su deuda a cambio de la entrega de la  administración de sus ferrocarriles por 66 años y otras concesiones. Para que este contrato tuviese validez fue enviado al Congreso de la República para su ratificación. En el Poder Legislativo se produjo un amplio e intenso debate durante varios meses. La minoría parlamentaria se oponía por considerarlo lesivo a los intereses nacionales.

Finalmente, el gobierno hizo vacar a estos congresistas y nombrar a otros, logrando así su aprobación en octubre de 1889. Los bonistas ingleses crearon la compañía The Peruvian Corporation para la explotación de los ferrocarriles peruanos. Este enfrentamiento al Poder Ejecutivo determinó el distanciamiento entre Tovar y Cáceres.

En 1892 retornó al Congreso como senador por Puno.

Fue Ministro de Fomento durante la Presidencia Constitucional del ingeniero Eduardo López de Romaña, formando parte del gabinete ministerial presidido por Domingo Almenara Butler, de 2 de octubre de 1900 a 19 de marzo de 1901.2​ Promovió, impulsó y sustentó la creación de la Escuela Nacional de Agricultura y Veterinaria en 1902, hoy Universidad Nacional Agraria La Molina.1​ Por renuncia del ministro de Guerra, coronel Pedro Portillo, pasó a encargarse de dicho portafolio, de 19 de marzo a 9 de septiembre de 1901.​

Se hallaba en el Cuzco cuando el primer gobierno de José Pardo, lo convocó para asumir el cargo de Ministro de Gobierno y Policía, en reemplazo de Hernán Velarde, que había renunciado por motivo de su nombramiento como fiscal de la Corte Superior. El 11 de mayo de 1907 juró dicho cargo. El 1 de agosto del mismo año asumió la presidencia del Consejo de Ministros, conservando el portafolio de Gobierno. Conformaban su gabinete: Solón Polo (Relaciones Exteriores), Carlos Washburn (Justicia e Instrucción), Pedro E. Muñiz (Guerra y Marina), Germán Schreiber (Hacienda) y Delfín Vidalón (Fomento). A principios de octubre acudió a la Cámara de Diputados para absolver una interpelación, por motivo de la acusación que pesaba sobre el prefecto de Puno, de defraudación del dinero público y usurpación de propiedad. Tovar, que no era muy dotado en recursos oratorios, llegó a decir que «las juntas departamentales marchaban al garete». Esto motivó que el diputado demócrata M. Lino Cornejo, presentara el 7 de octubre una moción rechazando las declaraciones de Tovar referentes a las Juntas Departamentales, moción que fue aprobada sin debate. Al día siguiente, Tovar renunció a su cargo de ministro. Su sucesor fue el diputado Germán Arenas, en un gabinete que mantuvo al personal del ministerio anterior y cuya presidencia recayó en el ministro Washburn.

En 1910 Agustín Tovar fue nombrado Presidente de la Beneficencia Pública de Lima y, al año siguiente, lo eligieron miembro de la directiva del Partido Civil. Ese mismo año fue electo Presidente de la Cámara de Senadores.

En 1911 formó parte de la directiva del Partido Civil. Ese mismo año presidió el Senado, durante los turbulentos días del primer gobierno de Augusto B. Leguía. Fue presidente de la Sociedad de  Beneficencia Pública de Lima.

El ingeniero Agustín Tovar falleció en 1915.

Predecesor:
Hernán Velarde
Ministro de Gobierno y Policía del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

11 de mayo de 1907 - 9 de octubre de 1907
Sucesor:
Germán Arenas
Predecesor:
Augusto B. Leguía
Presidente del Consejo de Ministros del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

1 de agosto de 1907 - 9 de octubre de 1907
Sucesor:
Carlos Washburn Salas
Predecesor:
Ántero Aspíllaga
Presidente del Senado de la República del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

1911
Sucesor:
Rafael Villanueva Cortez

Gustavo Bacacorzo



Abogado e historiador. Nació en Arequipa el 17 de diciembre de 1930. Hijo de Santos Baca Ordinola y Carmen Corzo Arredondo.    

  • Fue profesor universitario  en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en la facultad de Letras y Ciencias Administrativas  y Derecho y ciencias Políticas, así como en la Universidad  San Martín, Garcilazo de la Vega  y Unifé (femenina).
  • Magistrado del Jurado Nacional de Elecciones  en el periodo (1986-1987).
  • Decano de la Facultad de Ciencias Administrativas de San Marcos y Decano de la facultad  de Derecho de la Universidad San Martín.
  • Secretario General de l a corte Superior de Justicia  (categoría de Vice- Ministro).
  • Magistardo del Tribunal  Andino de Justicia  de 1984-1990. con rango de Embajador.
  • Miembro  de las Comisiones Nacionales del Sesquicentenario de la Independencia  en 1971.


Obtuvo el Premio Nacional de Historia en el año de 1976, presidente de la Sociedad Bolivariana.

Entre sus numerosas publicaciones destacan: Flora Tristán, personalidad contestataria universal (estudio biográfico e histórico Crítico de Flora Tristán) , El poeta Mártir Mariano Melgar en Lima,  Reflexiones sobre la resistencia de la Breña. Significado y proyección histórica, Tratado de Derecho Administrativo, Los hermanos Viscardo y Guzmán.

Jhon Polar Castro



(*Mollendo 15 de agosto de 1935, +Arequipa 24 de agosto de 2018). Dibujante , caricaturista e historietista arequipeño.

Nació en el  puerto bravo de Mollendo en 1935, al mudarse a la ciudad de Arequipa , hizó sus primeros estudios en el Colegio San Francisco, desde aquellos años  ya mostraba cierta facilidad  para el dibujo. En la secundaria su vida fue el fútbol que lo llevó a conocer el mundo d e los periódicos y d e la caricatura, a los 15 años ya jugaba  por el  famoso club arequipeño "Aurora".

Laboró en el antiguo diario  arequipeño  "Noticias", tiempo después , pasó al diario "El Deber", allí tuvo una sección llamada "Jhonpolorama", donde caricaturizaba  el quehacer político en la ciudad.

Interesado  en el dibujo humorístico y la caricatura ,  envió uno de sus dibujos a la revista deportiva "Campeón"  si bien no se publicó  recibió una carta del dueño, un señor de apellido Falcón  quién lo animo a seguir dibujando, con este incentivo viaja a Lima a buscar un espacio. Se fue directamente a la Distribuidora Falcón , que se encargaba  de publicitar  revistas como "Canillita" y "Purrete". Para su suerte , estaban justo por lanzar  al mercado la revista humorística "Patita" dirigida por Carlos Rose, el famoso "Crose"; así que pudo ver de cerca a los dibujantes con los que tanto había soñado. Llegó a tener  una página de humor en esa revista. Al sufrir una  neumonía  Jhon tuvo que regresar de urgencia a Arequipa , este incidente le cambió la vida, y ya no retorno  a la capital.


En el año 1957,  John Polar edita por autogestión la primera revista arequipeña con presencia de historieta: Characato, con la ayuda de sus amigos Luis Reynoso y Cayo Pinto. Esta aventura duraría 3 números. 

Jhon Polar volvió  como colaborador esporádico  al diario "Noticias"  , su talento le sirvió para  conseguir trabajo en el Consulado Norteamericano haciendo displays  para el programa "Alianza para el Progreso" , aprovechando l a oportunidad que le brindaba el consulado de aprender inglés, viajó a los Estados Unidos  a estudiar dibujo artístico.

Se formó en Publicidad y Artes Gráficas en New York University, siendo compañero de estudios del prestigioso historietista internacional Jack Davis director de la revista MAD. 

Al regresar al Perú,  se dedicó a enseñar  el curso de arte  en los colegios San josé  , Santa María, Arequipa  y El Carmen, por su experiencia fue uno de los primeros  dibujantes publicitarios de Arequipa . Entro a trabajar al diario "El Pueblo"  donde tuvo una  página  dominical llamada "La página de Palomino".

Creó el famoso "Gramagol", que era la ilustración  de como se había producido el gol de la fecha en el campeontao profesional de fútbol. 

Fue  uno de los pioneros de la serigrafía en Arequipa  y el sur del Perú , su constante  búsqueda de innovar la gráfica publicitaria  , lo llevo a experimentar nuevos  campos, así fue invitado a enseñar diagramación de periódicos en la Universidad Católica Santa  María.

Jhon Polar También fue  uno de los primeros iniciadores del Taekwondo en el Perú, siendo  Arequipa la primera ciudad en el Perú en contar  con una academia de este deporte, a inicios de los años 70. 

Es memorable el afiche publicitario que diseño en 1971 para un evento naciente que luego de 40 años sería uno de los más importantes de Arequipa: “Festi Danza”; años más tarde en 1995 gana el concurso organizado por Coca Cola para la mascota de los Juegos Bolivarianos con sede en Arequipa; su mascota ganadora es el “Toro Toribio”.

En el  50 aniversario de la revista Charcato (2007) fue homenajeado en Lima por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Nagra Sociedad de la Historieta, con el patrocinio del Centro Cultural de España, dentro del marco del V Encuentro Nacional de Publicaciones Independientes de Historieta “Viñetas y Viñetas”.

Su entusiasmada inquietud por la gestión de la escena del cómic local lo llevaría a ser en 1997 integrante – fundador del destacado equipo de artistas y promotores de la historieta arequipeña Inkarts, el cual organizó en 1998 el primer concurso regional de historieta juvenil. El año 2011 con esa visión de vanguardia que le caracterizó toda su vida, editó la primera revista de historieta virtual del Perú: Characato Cómics la cual tuvo 30 números.

Falleció  un 24 de agosto de 2018.



Fuentes:


  • Trazos y Risas, Los Caricaturistas Arequipeños . Omar Zevallos Velarde.
  • https://comicperu.wordpress.com/2013/07/15/semblanza-de-john-polar/